El Fin del Planeamiento Estratégico

Fecha publicación: 05/10/2016

La estrategia hoy está atascada. En la mayoría de reuniones estratégicas, todavía se debaten pensamientos estratégicos, que tuvieron como base, ideas y estructuras de trabajo diseñadas para una época de tiempo diferente. Los mejores exponentes de aquella época (Siglo XX), como las Cinco Fuerzas Competitivas de Michael Porter, la Matriz de Crecimiento y Participación del BCG, para analizar el portafolio de productos, o el modelo de “core competence” de Hamel y Prahalad, fueron todas, sin duda alguna,  grandes herramientas, cuyo principal objetivo, era lograr una ventaja competitiva sostenible.

De acuerdo con Rita Gunther, profesora en Columbia Business School y Consultora en Estrategia, la obsesión del proceso de estrategia tradicional, de querer planearlo todo y buscar ventajas competitivas sostenibles, se vuelve peligroso en la economía actual, porque se crean reflejos equivocados en las empresas, que se quedan estancadas durante demasiado tiempo y no cambian antes de necesitar hacerlo. Solo lo hacen cuando entran en crisis. Entonces, todos corren de un lado a otro, tratando de apagar el incendio y dicen: ‘Tenemos que cambiar, tenemos que cambiar”.

 

rita-gunther-mcrath-el-fin-de-la-ventaja-competitiva

“El fin de la ventaja competitiva” de Rita Gunther

El problema central es que estamos en el siglo XXI, y aunque le duela a muchos líderes y gerentes, la gran mayoría ha sido formado con un “mindset” del siglo XX, donde se vivía una realidad muy diferente a la actual.

El planeamiento estratégico tradicional, toma tiempo y considera conceptos que deben ser estables a medio-largo plazo y justamente la estabilidad es un término que no tiene cabida en la actualidad.  En estos días las ventajas competitivas ya no son sostenibles y son copiadas rutinariamente con tanta velocidad que sólo es patrimonio de la marca durante pocos meses, o inclusive semanas.

Hoy se vive en un mundo dinámico y veloz, donde las empresas tienen competencia global y se encuentran en hipercompetencia, donde ya no sólo compiten contra otras empresas, sino pueden competir contra otras industrias, e inclusive, contra otros modelos de negocio disruptivos (UBER), que pueden cambiar para siempre tu posición en el mercado. La competencia hoy puede aparecer desde cualquier lado.

¿Qué deben hacer las empresas hoy?

Deben cambiar de chip: dejar de enfocar la estrategia en el planeamiento, dejar de perder tiempo, que hoy es el recurso más escaso y preciado de todos, dejar la típica parálisis por análisis  y pasar a un Modelo de Aprendizaje Estratégico.

el-fin-del-planeamiento-estrategico-proceso-estrategico
Este modelo busca modificar las premisas tradicionales de estabilidad, por premisas de cambio. Se anticipa al tiempo, retando el status quo, en lugar de reforzar estrategias existentes. Busca ser rápido y aproximadamente correcto y deja de lado la precisión con lentitud anterior. Se enfoca principalmente en lo externo y está abierto a cometer errores inteligentes, en lugar de evitarlos. Deja de lado la orientación a la predicción típica del planeamiento, para orientarse hacia el descubrimiento.

el-fin-del-planeamiento-estrategico-curva-de-innovacion
Empieza en DESAPRENDER los conocimientos actuales y experiencia acumulada, ya que estos limitan la creatividad e innovación, para luego APRENDER de las tendencias del mercado y DESCUBRIR insights antes que los demás. Estos servirán para generar rápidamente alternativas estratégicas, que permitan seleccionar una propuesta exitosa, que debe ser rápidamente puesta en acción (EJECUTAR y EXPERIMENTAR) para empezar nuevamente el ciclo.

Las empresas necesitan encontrar un nuevo camino para ser exitosas capturando oportunidades muy rápido, aprovechando las mismas decididamente, y moviéndose hacia el próximo paso antes que los demás.

 


Otros posts que puedan interesarte:


Aldo Tapia

Consultor especializado en estrategia y liderazgo empresarial


Suscríbete

Relacionados


Compartir


Etiquetas