9 Formas de Motivar tu Equipo más allá del Dinero

Fecha publicación: 11/06/2017

equipo motivado

La retención y la atracción del talento humano son continuamente unos de los principales enigmas de las organizaciones. Es común ver como suelen irse miembros claves cuyo aporte ha sido fundamental para el desarrollo de diversos proyectos y el logro de grandes objetivos. Sin embargo, tratar de entender esta disyuntiva puede ir más allá de la clásica charla entre líder-colaborador que termina en un “gran” incentivo económico, incluso puede que nos estemos enfrentando a un rasgo común de liderar equipo de millenials: la dificultad de satisfacer sus expectativas.

¿En qué debemos pensar?

Diversos estudios a nivel global mencionan que la importancia de encontrar incentivos claves que retengan al talento y mejore su rendimiento consiste en pensar en el largo plazo y no tanto en el corto, esto es no solo pensar en términos económicos sino también en la motivación de carácter reputacional que genere el impacto esperado. Debido a esta constante búsqueda, mencionaré nueve ideas fundamentales con las que podemos motivar a nuestros equipos para que se sientan felices de pertenecer a nuestra organización.

  1. Cada miembro del equipo debe sentir que su labor es única y fundamental para lograr el objetivo.

Involucrar a cada miembro con los objetivos tangibles y no tangibles hasta hacerlos sentir parte de ello mejora el compromiso con el equipo.

No solo es necesario designar tareas respecto a las responsabilidades de cada miembro sino trasmitir la importancia que ello tiene para alcanzar los objetivos de todo el equipo. Trabajar en base a una planificación en la que se definan como hitos el trabajo de cada miembro ayuda que estos mismos puedan visualizar la relevancia de sus actividades dentro del equipo.

  1. Los miembros del equipo deben ser empoderados a través de tareas que les permitan salir de su zona de comfort.

Es clave que los miembros de un equipo sean partícipes de las decisiones que se tomen en el equipo, de esta manera, ellos desarrollan más competencia en el desempeño de sus actividades, aumentan su conocimiento en el trabajo y se sientan con más confianza para tomar decisiones por sí mismos.

Para conseguirlo, nuestros colaboradores tienen que tener la oportunidad de liderar proyectos y/o task force de equipos multidisciplinarios que les permite desarrollarse personal y profesionalmente.

  1. El líder asume sus responsabilidades

No hay nada mejor que un líder sepa reconocer sus errores y asuma las consecuencias que estos generan. Si eres líder de un equipo siempre serás el máximo responsable de lo que suceda dentro de él. Esto no trata de romper el vínculo de confianza entre ambas partes sino reforzarlo.

Si nuestros colaboradores ven que cuentan con un jefe que confía en ellos y sobre todo, los respalda, se sentirán cómodos y satisfechos con su trabajo.

  1. Capacitar a nuestro capital humano

La oportunidad de capacitación profesional a través de cursos de especialización demuestra el interés del líder en el crecimiento profesional de cada miembro.

Existe gran variedad de tipos de capacitaciones tanto para habilidades técnicas como para habilidades blandas. Cualquiera sea el tipo, lo importante es seguir aprendiendo. Incluso, hoy en día capacitarse se ha vuelto más sencillo debido a la modalidad virtual. Muchas plataformas ofrecen cursos sin necesidad de invertir mucho, como por ejemplo, udemy.com, coursera.com, edx.org.

  1. Crear espacios de reconocimiento

El reconocimiento grupal/social es una herramienta de motivación muy efectiva. No solo se debe reconocer los logros dentro de la organización sino aquellos que sean importantes en su desarrollo personal.

En ese sentido, se puede implementar el reconocimiento al mejor colaborador del mes. Ello motiva no solo al mejor sino a todos los miembros. Asimismo, no dejar pasar ocasiones especiales como la celebración de cumpleaños, aniversario de ingreso al equipo, obtenciones de grado (títulos o maestrías), entre otros, genera satisfacción y comodidad entre los miembros del equipo.

  1. Escuchar y dar feedback constantemente

Los colaborados deben sentir que sus propuestas de mejora son parte de las decisiones de su líder. Incluso, las críticas constructivas son bien recibidas pues les permitan mejorar su desempeño.

No hay nada mejor que establecer reuniones periódicas para que todo el equipo pueda intercambiar impresiones y proponer mejoras, e incluso, reuniones personalizadas para el feedback correspondiente. Está comprobado que las organizaciones tienen más probabilidades de crecer cuando escuchan las propuestas de sus miembros debido a que ellos son los que lidian diariamente con los problemas.

  1. Mostrar respeto hacia el trabajador, su espacio y su tiempo

Mostrar liderazgo a través de la experiencia y no de la posición. Es esencial que se reconozca que cada colaborador tiene actividades y prioridades fuera del trabajo pues les permite sentirse valorados como personas y no solo como capital de trabajo.

Trabajar hasta altas horas del día, incluso trabajar en días no laborables o incluso recibir llamadas fuera del horario de trabajo genera malestar y molestia en nuestros colaboradores. Respetar su horario de trabajo es básico para mejorar la relación laboral y aumentar su productividad. Es importante recordar que el bienestar personal de nuestros miembros no solo se basa en tener un buen trabajo sino en realizar otras actividades como estudiar un postgrado, practicar algún deporte o pasar tiempo con la familia.

  1. El líder debe mantener un buen clima laboral

Se debe disuadir malos entendidos y facilitar las necesidades que involucren el actuar diario de nuestro equipo, sin embargo, estos aspectos suelen ser difíciles de detectar. Es necesario mantener una comunicación eficaz con nuestros miembros para así poder entender sus necesidades y problemas que afecten su desempeño laboral.

Todo aspecto es importante, desde necesidades básicas como contar con sillas cómodas o renovar ordenadores con procesadores lentos hasta aspectos personales como brindar facilidades para tratamiento de enfermedades, por ejemplo.

También funciona la organización de actividades de integración pues permiten conocerse mejor, mejora la confianza y brinda un momento de diversión. Incluso, hay alternativas muy interesantes que nos permiten ofrecer experiencias distintas a colaboradores, y a la vez, reforzar el trabajo en equipo y las relaciones interpersonales como los juegos de escape, clases de cocina, paintball, entre otros.

adventurerooms

Por ejemplo, la propuesta corporativa de Adventure Rooms Perú, permite conocer las fortalezas y debilidades del equipo así como competencias y comportamiento mediante un juego de escape que involucra resolver enigmas, acertijos y códigos ocultos.

urban kitchen

Otra propuesta es la de Urban Kitchen, que mediante una clase de cocina grupal hace que los miembros del equipo coordinen la preparación de diversos ingredientes para dar vida a deliciosos platos.

perupaintball

Perú Paintball brinda un servicio de Coaching a través de diversas dinámicas las que permiten medir el rendimiento de los equipos, la comunicación, la solución a los problemas bajo presión, y además,  la contribución individual de cada uno de los miembros  para el logro de la meta del equipo. ¡Altamente recomendado!

kukaponga

Y para mis lectores de Arequipa, les recomiendo la opción de Kukaponga Perú. Ellos se encargan de organizar campamentos, talleres y convenciones para escuelas, empresas y organizaciones. Su gran diferenciación consiste en descubrir las habilidades de los participantes mediante dinámicas vivenciales dentro de la naturaleza. ¡Una experienca única!

  1. Promover de puesto a los miembros

Se debe incentivar a que los miembros ocupen posiciones de un mayor grado ya sea dentro del área o adyacentes.

Todo colaborador con talento quiere ascender y aprender por lo que es importante que perciba posibilidades de mejorar dentro de la organización. Si ello no es factible, lo más probable es que se termine marchando en busca de nuevos retos. Por ello, es indispensable que nuestros miembros no se sientan limitados en sus posiciones luego de un tiempo desempeñándolas.

¿Qué priorizamos?

La motivación en términos monetarios puede incentivar temporalmente al trabajador, sin embargo, este efecto no es estacionario. Se requiere de motivación permanente, por tanto, poner en práctica acciones que generen impacto en el día a día hace la diferencia. No necesitamos tener un presupuesto elevado, la mayoría de ideas clave para motivar a nuestros colaboradores son costo-efectivas y dependen de nuestra buena disposición. No solo conservaremos a nuestro talento sino que su mejora en rendimiento nos permitirá alcanzar nuestros objetivos propuestos. ¡Empecemos!

También te puede interesar:


Otros posts que puedan interesarte:


Aldo Tapia

Consultor especializado en estrategia y liderazgo empresarial


Suscríbete

Relacionados

¿Transformación Digital?

Septiembre 28, 2016

Compartir


Etiquetas

No existen etiquetas